Thin Content: ¿Qué es y cómo crear una web de calidad en 2020?

Thin Content ¿el enemigo de tu sitio web

Sea cual sea el rubro al que te dediques, seguramente hayas escuchado alguna vez la famosa frase «content is king», o su versión en castellano: «el contenido es el rey».

Esto, por supuesto, significa que no importa cuánto amor y dedicación le pongas al SEO de tu sitio web, tus esfuerzos serán siempre en vano si no son acompañados por un contenido significativo, de calidad y original.

Sin embargo, existen contenidos que no cumplen con estos parámetros y que, lejos de serle útil a nuestro objetivo de posicionarnos bien en los buscadores de Google, simplemente nos alejan de él.

Es por eso que en este artículo vamos a definir qué es el thin content, para dejar en claro qué tipo de contenido beneficia a tu sitio web en términos de SEO, cuál lo perjudica y por qué es tan importante prestarle atención a este asunto.

¿Estás listo? Empecemos.

Qué es el Thin Content?

Que es el thin content

Thin Content significa, en castellano, «contenido flaco». Sí, su nombre ya nos da un adelanto de lo que se trata.

El thin content es el contenido de una página web que tiene baja calidad.

Si bien muchas veces se cree que a la hora de crear un texto para un sitio web lo más importante es que sea muy largo, esto no es del todo cierto.

Ojo, es verdad que los contenidos mejor posicionados son aquellos con bastante longitud, pero este no es el único aspecto a tener en cuenta.

De hecho, la calidad del contenido en cuanto al valor que aporta y a la relevancia que tiene para el usuario es mucho más importante que lo largo que sea.

Esto significa que una entrada de una página web puede tener una publicación de apenas 200 palabras, pero que respondan con precisión a la expectativa del usuario. Es decir, a lo que el usuario estaba buscando cuando entró a ese sitio.

Por lo tanto, el thin content no se trata de la cantidad de palabras, sino del contenido que no le aporta nada al usuario.

Qué consecuencia tiene el Thin Content en el SEO?

En primer lugar, una aclaración: no seamos alarmistas. El thin content en sí mismo no arruinará la reputación de tu sitio web.

Pero cuidado: el thin content se vuelve un problema cuando abunda.

¿Esto qué quiere decir?

Que no es realmente grave si un día te sientes desmotivado o con poco tiempo y generas un thin content. Lo que es grave es que la proporción de thin contents sea mayor que la proporción de contenido de buena calidad.

Entonces sí que estás en aprietos, porque en estos casos los bots de Google dedican menos tiempo a rastrear tu sitio web y, por lo tanto, empeora tu posicionamiento.

En conclusión, el thin content es contenido de escasa relevancia para el usuario y no debes abusar de él.

Por supuesto, en un mundo ideal no lo usarías para nada, pero sabemos que el mundo del marketing digital puede resultar, a veces, engorroso y complejo.

Cómo evitar el Thin Content?

Antes de comenzar a escribir un artículo, lo más probable (o lo más recomendable, al menos) es que tengas en mente cuáles son las palabras claves que buscas posicionar a través de él.

Por lo tanto, lo más importante para evitar el thin content es escribir contenido relevante acerca de esas palabras claves.

Por ejemplo, si mantienes un blog acerca de tu pasatiempo favorito o acerca de algún tema que realmente te atrae, deberías poder crear contenido que a ti mismo como usuario te interesaría leer.

De esta forma, es sencillo demostrarle a Google que tu sitio posee contenido de calidad para sus motores de búsqueda.

Ahora bien, es muy probable que no siempre tengas que escribir acerca de algo que te apasione. A pesar de eso, es importante que te plantees: ¿cómo generaría este contenido si este tema me interesara muchísimo? Y que escribas tu texto a partir de esta premisa.

Otro inconveniente al que puedes enfrentarte es que estés escribiendo acerca de un tema acotado. Esto ocurre muy a menudo. No siempre podemos escribir contenido muy largo acerca de cualquier tema.

En esos casos, lo fundamental es que te asegures de que, por lo menos, el contenido cuenta con una introducción original y una descripción lo más detallada posible del asunto.

Cómo escribir contenido de calidad para SEO?

A continuación te dejo un listado de consejos importantes a tener en cuenta cuando escribas contenido para SEO.

  1. Escribe, por lo menos, 300 palabras por página o por publicación
  2. No pierdas de vista tus palabras claves, pero:
  3. Evita repetir la palabra clave que ya hayas usado en otra ocasión, para anular el riesgo de repetir una y otra vez contenido muy similar. Canibalización SEO.
  4. Ten cuidado: no exageres con el uso de las palabras claves. Si tu texto está plagado de ellas, Google lo entenderá como poco natural y te penalizará por eso
  5. No olvides agregar imágenes
  6. Procura siempre incluir enlaces a sitios externos con autoridad y a otras páginas de tu propio sitio

Si te interesa aprender a posicionar mejor tus contenidos destacados, no dudes en leer este artículo sobre el «contenido pilar».

Deja un comentario