SERPs de Google: ¿Qué son y cómo entenderlas para usarlas a nuestro favor?

SERPs de Google ¿Qué son y cómo usarlas a nuestro favor

¿No sabes qué son las SERPs?

Si quieres que Google te abra sus puertas, debes estar preparado para ese momento y poner todos tus esfuerzos en estar a la altura del encuentro.

Por eso, es esencial que te amigues con algunos términos del mundo del SEO que vas a ver muy a menudo una vez que Google y tú sean grandes compañeros.

Entre ellos, se encuentran las SERPs.

En este artículo vamos a explicar qué son las SERPs de Google, para qué sirven y cómo usarlas a tu favor.

Qué son las SERPs de Google

Las Search Engine Results Pages o SERP’s, son las listas de resultados que ofrece cualquier buscador cuando un usuario ingresa una búsqueda en sus motores.

SERPS resultados de busqueda

Si bien existen varios buscadores, todos sabemos que Google es el número uno, y por eso nos concentraremos en él. Sin embargo, no hay que perder de vista que las SERPs también aplican, por poner un ejemplo, al buscador de YouTube.

Vamos a intentar entenderlo con un ejemplo.

Si un usuario entra a Google y busca «camisetas blancas con unicornios azules», por más ridícula que te parezca la búsqueda, tendrá un montón de resultados.

Todos esos resultados conforman lo que se conoce como las SERPs. Incluso los resultados que están en la segunda página o aún más perdidos.

Ahora bien, todos queremos que nuestro sitio web salga en el primer lugar de la lista de resultados de Google.

¿Por qué?

Porque así tendremos más chances de que los usuarios que iniciaron la búsqueda hagan click en nuestra página.

La pregunta, entonces, es cómo lograr tener a las Search Engine Results Pages de nuestro lado.

Cómo aprovechar las SERP’s para nuestro beneficio

En primer lugar, es preciso recordar que las SERPs en sí mismas no son ni buenas ni malas. 

Como ya hemos visto, se trata, simplemente, de una lista de resultados.

No obstante, lo que sí nos importa es el lugar en el que aparezca nuestra página en esa lista, ya que de eso dependerá, en gran parte, el tráfico orgánico que reciba nuestro sitio.

Recuerda leer este artículo para conocer los 10 consejos de SEO que me cambiaron la vida en cuanto al volumen de mi tráfico online.

Los motores de búsqueda de Google son muy selectivos y tienen ciertos criterios de calidad.

Son fanáticos del contenido largo, original, de muy alta calidad y que enlaza a sitios de mucha autoridad.

Si tu sitio se dedica a generar contenido duplicado, corto, que no aporta valor a los usuarios y que no tiene ninguna autoridad, ya puedes imaginarte lo mucho que le gustará a los motores de búsqueda de Google.

(Te recomiendo mi post de autoridad SEO)

Y, por ende, puedes imaginarte las ganas que tendrán las SERPs de incluirte bien arriba en sus resultados: nulas.

Por lo tanto, si quieres que las SERPs de Google se fijen en ti, más te vale a ti ir fijándote en estos criterios y optimizar tu web con base en ellos.

Un concepto clave que debes manejar es el del search intent o intención de búsqueda del usuario.

Este poderoso concepto para hacer SEO en tiempos modernos te garantizará estar respondiendo la intención del usuario al haber realizado una query, en criollo, gracias al search intent sabrás lo que posiciona en primeros lugares para cada keyword y sobre todo: cómo hacerlo.

Y, para cerrar, un consejo igual de importante: no intentes engañar a Google. Te descubrirá muy pronto y te penalizará, y tú no quieres eso. Es un hecho.

Deja un comentario